La Cuestión Arriana

marzo 21, 2007

El credo niceno

Filed under: Religión — editor @ 8:23 am

Creemos en un Dios Padre Todopoderoso, hacedor de todas las cosas visibles e invisibles.

Y en un Señor Jesucristo, el Hijo de Dios; engendrado como el Unigénito del Padre, es decir, de la substancia del Padre, Dios de Dios; luz de luz; Dios verdadero de Dios verdadero; engendrado, no hecho; consubstancial al Padre; mediante el cual todas las cosas fueron hechas, tanto las que están en los cielos como las que están en la tierra; quien para nosotros los humanos y para nuestra salvación descendió y se hizo carne, se hizo humano, y sufrió, y resucitó al tercer día, y vendrá a juzgar a los vivos y los muertos.

Y en el Espíritu Santo.

A quienes digan, pues, que hubo cuando el Hijo de Dios no existía, y que antes de ser engendrado no existía, y que fue hecho de las cosas que no son, o que fue formado de otra substancia o esencia, o que es una criatura, o que es mutable o variable, a éstos anatematiza la iglesia católica.

Credo promulgado en el Concilio de Nicea (año 325).

Esta fórmula, a la que después se le añadieron varias cláusulas -y se le restaron los anatemas del último párrafo- es la base de lo que hoy se llama “Credo Niceno”, que es el credo cristiano más universalmente aceptado.

Detengámonos por unos instantes a analizar el sentido del Credo, según fue aprobado por los obispos reunidos en Nicea. Al hacer este análisis, resulta claro que el propósito de esta fórmula es excluir toda doctrina que pretenda que el Verbo es en algún sentido una criatura. Esto puede verse en primer lugar en frases tales como “Dios de Dios; luz de luz; Dios verdadero de Dios verdadero”. Pero puede verse también en otros lugares, como cuando el Credo dice “engendrado, no hecho”. Nótese que al principio el mismo Credo había dicho que el Padre era “hacedor de todas las cosas visibles e invisibles”. Por tanto, al decir que el Hijo no es “hecho”, se le está excluyendo de esas cosas “visibles e invisibles” que el Padre hizo. Además, en el último párrafo se condena a quienes digan que el Hijo “fue hecho de las cosas que no son”, es decir, que fue hecho de la nada, como la creación. Y en el texto del Credo, para no dejar lugar a dudas, se nos dice que el Hijo es engendrado “de la substancia del Padre”, y que es “consubstancial al Padre”. Esta última frase, “consubstancial al Padre”, fue la que más resistencia provocó contra el Credo de Nicea, pues parecía dar a entender que el Padre y el Hijo son una misma cosa, aunque su sentido aquí no es ése, sino sólo asegurar que el Hijo no es hecho de la nada, como las criaturas.

En todo caso, los obispos se consideraron satisfechos con este credo, y procedieron a firmarlo, dando así a entender que era una expresión genuina de su fe. Sólo unos pocos -entre ellos Eusebio de Nicomedia- se negaron a firmarlo. Estos fueron condenados por la asamblea, y depuestos. Pero a esta sentencia Constantino añadió la suya, ordenando que los obispos depuestos abandonaran sus ciudades. Esta sentencia de exilio añadida a la de herejía tuvo funestas consecuencias, como ya hemos dicho, pues estableció el precedente según el cual el estado intervendría para asegurar la ortodoxia de la iglesia o de sus miembros.

Anuncios

6 comentarios »

  1. Se puede decir-segun lo que se quiere expresar- que Dios fue tentado por satán en el desierto, (Lucas 4:2-13; Santiago 1:13) que Dios o una parte De Dios murio en el calvario,(Juan 19:33) que Dios tiene un Dios y Padre, (Juan 19:17;Romanos15:6; 2Corirntios 1:3,11:31;Efesios 1:3,17; 1Pedro 1:3;Apocalipsis 3:12): Si Dios es un misterio ¿Como se podria llevar a cabo, lo que Jesus oro,en Juan 17:3-llegar a conocerle.[?].-

    Comentario por Pako El Kurro — agosto 6, 2011 @ 8:25 am | Responder

    • Si Jesus fuera parte de la creacion no recibiria adoracion junto al Dios Padre, segun se describe en el Apocalipsis en donde se refiere a Jesus como el “Cordero”. Se adora solo a Dios y Jesus recibio adoracion, aun cuando estaba en condicion de hombre (lea Filipenses ahi se explica como Jesus siendo Dios se convirtio en carne y lea Juan 1:1 … entonces su Deidad no esta en conflicto con la Deidad del Dios Padre y con la Deidad del Espiritu Santo, pues esa Deidad de cada uno es de una sola naturaleza, una misma sustancia divina!!!

      Comentario por Guillermo — junio 8, 2012 @ 7:53 am | Responder

  2. Santísima Trinidad
    De Wikipedia, la enciclopedia libre

    La Trinidad es un dogma central sobre la naturaleza de Dios de la mayoría de las iglesias cristianas. Esta creencia afirma que Dios es un ser único que existe simultáneamente como tres personas dis- tintas o hipóstasis: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

    Algunas confesiones minoritarias —como las iglesias unitarias, los testigos de Jehová y los pentecos- tales unicitarios, entre otros— rechazan esta creencia. Los mormones afirman creer en la Trinidad pero tienen una interpretación específica y radicalmente diferente del dogma mayoritariamente aceptado.

    Origen y Antecedentes
    Existen triadas de dioses desde la antigüedad histórica, tal vez por el carácter místico que algunas culturas tienen del número tres. En la India existe un concepto parecido, el Trimurti.

    Por su parte, el filósofo griego Platón concibió una cosmología compuesta por tres realidades: Dios, ser absoluto y causa primera. Logos, o razón universal y Anima Mundi, alma universal emanada de Dios que anima y gobierna el mundo visible; en otras ocasiones, la trinidad platónica es descrita como las ideas de Bien, el resto de ideas inteligibles que proceden del Bien, y las ideas ma- terializadas o mundo visible.

    El Nouveau Dictionnaire Universel dice al respecto:
    La trinidad de Platón, en sí meramente un re arreglo de trinidades más antiguas que se remontan hasta pueblos más primitivos, parece ser la trinidad racional de atributos de índole filosófica que dio origen a las tres hipóstasis o personas divinas respecto de las cuales enseñan las iglesias cris- tianas. […] El concepto que tuvo este filósofo griego de la divina trinidad […] puede encontrarse en todas las religiones antiguas.
    Nouveau Dictionnaire Universel, París, 1865-1870, edición dirigida por M. Lachâtre, tomo 2, pág. 1467

    Terminología
    En el año 215 d. C., Tertuliano fue el primero en usar el término Trinidad (aunque algunos autores di- fieren y afirman que Teófilo de Antioquía fue el primero en usar este término y Tertuliano lo acuñó). Tertuliano diría en Adversus Praxeam II que «los tres son uno, por el hecho de que los tres pro- ceden de uno, por unidad de substancia».

    Conceptualización
    En los documentos conservados del cristianismo primitivo no existen referencias a la Trinidad:
    La trinidad de personas dentro de la unidad de naturaleza se define en términos de «personas» y «na- turaleza», los cuales son términos filosóficos griegos; en realidad estos términos no aparecen en la Biblia. Las definiciones trinitarias surgieron como resultado de largas controversias en las cuales ciertos teólogos aplicaron erróneamente a Dios estos términos y otros, tales como «esen- cia» y «sustancia».
    Dictionary of the Bible, de John L. McKenzie, S. J., Nueva York, 1965, pág. 899

    El cristianismo se derivó del judaísmo y el judaísmo era estrictamente unitario. El camino que llevó de Jerusalén a Nicea difícilmente fue recto. El trinitarismo del siglo IV no reflejó con exac- titud la enseñanza del cristianismo primitivo respecto a la naturaleza de Dios; manifestó, al con- trario, un desvío de esta enseñanza.
    The Encyclopedia Americana, 1956, tomo XXVII, pág. 294L

    Ni la palabra Trinidad, ni la doctrina explícita como tal, aparecen en el Nuevo Testamento; tampoco se propusieron Jesús y sus seguidores contradecir el Shema del Viejo Testamento: ‘Oye,

    oh Israel: El Señor nuestro Dios es un Señor’ (Deut. 6:4). […] La doctrina se desarrolló gradual- mente en el transcurso de varios siglos y en medio de muchas controversias. […] Pero a fines del siglo IV […] la doctrina de la Trinidad adquirió básicamente la forma que ha mantenido desde entonces.
    The New Encyclopædia Britannica, 1976, Micropædia, tomo X, pág. 126

    La fórmula fue adquiriendo forma con el paso de los años y no fue establecida definitivamente hasta el siglo IV: La definición del Concilio de Nicea, sostenida desde entonces con mínimos cambios por las principales denominaciones cristianas, fue la de afirmar que el Hijo era consustancial (ὁμοο- ύσιον, homousion, literalmente ‘de la misma sustancia que) el Padre. Esta fórmula fue cuestionada y la Iglesia pasó por una generación de debates y conflictos hasta que la «fe de Nicea» fue reafirmada en Constantinopla en 381.

    Concilios
    En Nicea toda la atención fue concentrada en la relación entre el Padre y el Hijo, inclusive mediante el rechazo de algunas frases típicas arrianas mediante algunos anatemas anexados al credo; y no se hizo ninguna afirmación similar acerca del Espíritu Santo. Pero, en Constantinopla (381) se indicó que éste es adorado y glorificado junto con Padre e Hijo (συμπροσκυνούμενον καὶ συνδοξαζόμενον), sugiriendo que era tam- bién consustancial a ellos. Esta doctrina fue posteriormente ratificada por el Concilio de Calcedonia (451), sin alterar la substancia de la doctrina aprobada en Nicea.

    Exposición: Análisis general
    La escritura y doctrina cristiana descansa en el monoteísmo (un solo Dios), por lo tanto había que ajustarla a lo que decía la Escritura con respecto al Padre, al Hijo y el Espíritu, sin caer en el politeísmo, ni tampoco modificando la Escritura por conveniencia (Eisegesis [insertar interpretaciones personales]). Los teólogos de los primeros siglos del Cristianismo elaboraron explicaciones que generaron varias corrientes de pensamiento y una intensa polémica. Esta polémica se acentuó durante el reinado del emperador Constantino I, cuando los dirigentes de la Iglesia comenzaron a contar con el apoyo imperial y tuvieron que precisar cuál debía ser la doctrina compartida por las diversas comunidades cristianas. En contraposición tanto frente a las posiciones subordinacionistas (prin- cipalmente los partidarios de Arrio) como a las modalistas, algunos teólogos llegaron a la conclusión de que, si estas tres personas compartían diferentes cualidades y características divinas exclusivas de Dios (señorío, eternidad, omnisciencia, omnipresencia, santidad, etc.), se tendría que utilizar la fórmula matemática 1x1x1=1 en vez de 1+1+1=3, ya que ésta rompe el monoteísmo de Dios y se convierte en politeísmo o henoteísmo.
    Según el Dogma católico definido en el Primer Concilio de Constantinopla (381), las tres personas de la Trinidad son realmente distintas pero son un solo Dios verdadero. Esto es algo posible de formular pero inaccesible a la razón humana, por lo que se le considera un misterio de fe. Para explicar este misterio, en ocasiones los teólogos cristianos han recurrido a símiles. Así, Agustín de Hipona comparó la Trinidad con la mente, el pensamiento que surge de ella y el amor que las une. Por otro lado, otros teó- logos clásicos, como Guillermo de Occam, afirman la imposibilidad de la compren- sión intelectual de la naturaleza divina y postulan su simple aceptación a través de la fe

    Comentario por Pako El Kurro — agosto 11, 2011 @ 9:31 am | Responder

  3. Jesus dijo “bienaventurado el que no halle tropiezo en mi”…. y asi es!!! solo a traves de el se llega al Dios Padre y la salvacion para vida eterna solo Jesucristo la otorga, el es nuestro Salvador!!!

    Comentario por Guillermo — junio 8, 2012 @ 7:55 am | Responder

  4. First off I would like to say terrific blog! I had a quick question that
    I’d like to ask if you don’t mind. I was interested to find out how you
    center yourself and clear your thoughts before
    writing. I have had a tough time clearing my thoughts in getting my thoughts out
    there. I do take pleasure in writing however it just
    seems like the first 10 to 15 minutes are generally lost simply just trying to figure out how
    to begin. Any ideas or hints? Many thanks!

    Comentario por online bible — septiembre 28, 2012 @ 10:23 pm | Responder

  5. //de la substancia del Padre// que querian decir los padres con esto? sin duda no querian decir lo que el credo de 381 dice cuando nota que //de la misma// pues es mi entendimiento que el Hijo tiene el mismo tipo de substancia como el Padre pero ellos no comparten una substancia, tal como un padre y su hijo terrestialmente hablando.

    y que querian ellos decir //Dios de Dios// esto se refiere a la eterna generacion del Hijo? ese es mi entedimiento.

    gracias

    Comentario por Rommel Jose Antonio Flores — enero 10, 2013 @ 1:27 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: